Una jartá de pamplinas...

Si us plau...

jueves, enero 24, 2008

Cultura para las masas...

Cada vez con más frecuencia me encuentro al usar el transporte público con alguna persona que escucha música con su móvil, sin usar auriculares, para gozo y disfrute de todos los demás pasajeros.

Estos seres desinteresados, que no dudan en llevar la Cultura (así, con letras gordas), a los rincones más inhóspitos del planeta, provocan mi asombro por su generosidad y arrojo. Gracias a ellos podemos disfrutar, entre otros, de los últimos éxitos del Reggaetón, la fusión salsero-electrónica, o de artistas consolidados, como Camela. Si lo pienso, no puedo más que emocionarme.

Sin duda este hecho, causado por la llegada del MP3 a las masas, es sólo comparable a la invención de la imprenta. ¿Quién sabe qué nueva época de Ilustración está al llegar?

Besitos...

Etiquetas: ,

12 Comentarios:

  • El 1/24/2008 9:42 a. m., se hizo el silencio, y Blogger Isilion profirió…

    Afortunadamente, parece que en algunos casos los agentes portadores de semejante mensaje sublime de sabiduría y generosidad también son humildes y complacientes, y aprecian en lo que vale gestos como el del otro día en el metro, cuando nosotros les ofrecimos en agradecimiento una sinfonía de Death Metal desde nuestros propios teléfonos y ellos silenciaron de inmediato los suyos, probablemente para poder escucharnos con más atención.

     
  • El 1/24/2008 11:11 a. m., se hizo el silencio, y Blogger la que no encuentra su sitio profirió…

    Vaya, Isilion se me ha adelantado X'D

    Yo creo que cuando salieron del vagón se dirigieron inmediatamente a la tienda de discos más cercana, para abastecerse de la música que les ofrecimos como agradecimiento a la que previamente escuchamos de sus móviles...

     
  • El 1/24/2008 12:49 p. m., se hizo el silencio, y Blogger El Mario profirió…

    ¿Era Death Metal lo nuestro?

    Es que sonaba esponjosito, esponjosito. Todavía me pitan las orejas...

    Aunque el Death Metal no es un género habitualmente compartido de este modo. Es como ir en el coche, con el equipo de sonido de 8,43 GW a todo trapo, las cadenas y los anillacos, e ir escuchando a Serrat...

    Lo que pega en estos casos sigue siendo el Reggaetón...

     
  • El 1/24/2008 1:39 p. m., se hizo el silencio, y Anonymous Lolo profirió…

    Lo que siempre me ha llamado la atención es por qué el que va molestando con la música (en el vagón del metro, en el coche, o desde su misma casa) está cortado siempre por el mismo patrón. ¿Por qué no puedo tener un vecino heavy como los que salen en las películas? Hoy en día ni siquiera te tocan vecinos pastis. Y Camela a todo trapo a la hora de la siesta jode una barbaridad. Más de una vez he barajado la posibilidad de comprar un aparato de música con muchos "güatios" (pero de los baratos, para atacarlos con su propia medicina) y dedicarme a "culturizar" al personal. Que me pones "restríegame como una perra amolsito": nada, nada, unas baladitas "Cradle of Filth" con pose gótica desde la ventana y listo.

     
  • El 1/24/2008 1:51 p. m., se hizo el silencio, y Blogger El Mario profirió…

    ¿Cortado por el mismo patrón? Hombre, no, son varios patrones con rasgos en común...

    Lo mejor de todo es que, hablando así en caliente, uno pensaría que es que son unos maleducados, pero no. Lo hacen claramente por nuestro bien...

     
  • El 1/24/2008 3:04 p. m., se hizo el silencio, y Blogger SuperSantiEgo profirió…

    Mención especial para el capuyo que va probando una a una las melodías del móvil, naturalmente a un volumen generoso.

    Y cuando acaba con todas... vuelve a empezar.

     
  • El 1/24/2008 11:06 p. m., se hizo el silencio, y Blogger El Mario profirió…

    Mención especial, mención especial... Y bola extra para el que canta encima de la canción que está sonando...

     
  • El 1/25/2008 7:52 p. m., se hizo el silencio, y Blogger Espíritu profirió…

    Es curioso este asunto, es sin duda el ciclo de la vida. Yo aún recuerdo a aquellos abuelitos entrañables que iban escuchando la radio con aquellos pequeños transistores de mano y ahora, tras varios años de evolución tecnológica... doblas la esquina te topas con un grupo de chavales y... ¡otra vez transistores!

     
  • El 1/26/2008 8:32 p. m., se hizo el silencio, y Anonymous nach profirió…

    Yo lo que no termino de entender es que, además... no se oye nada distinguible! ¿Cómo se puede "escuchar" música cuando el altavoz que la reproduce sólo puede reproducir agudos? Es como escuchar el carrusel deportivo en un transistor ratonero, y nada más.

    Supongo que esto acabará pasando cuando se den cuenta de lo gilipollas que parecen con su móvil que suena a como si les estuvieran llamando. Tan caros son unos auriculares?

    SantiEgo: Sobre todo cuando lo que cuentas ocurre en un restaurante en la mesa de al lado...

     
  • El 1/27/2008 8:45 p. m., se hizo el silencio, y OpenID Camarada Bakunin profirió…

    Estoy con Mario... Encima de que gastan batería para amenizarnos el viaje se lo agradecemos poniéndoles verdes. Los maleducados vamos a ser nosotros... ;)

     
  • El 2/04/2008 4:03 p. m., se hizo el silencio, y Blogger El Mario profirió…

    De todos modos, planteo una sesión de brainstorming. ¿Cómo podemos bautizar este fenómeno?

     
  • El 2/25/2008 3:19 p. m., se hizo el silencio, y Anonymous Anónimo profirió…

    En cuanto veo a un melón de esos violar mi espacio vital acústico, me pongo el 'Crash Course in brain surgery' de Metallica y el mundo me parece un poquito mejor...

     

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Inicio