Una jartá de pamplinas...

Si us plau...

miércoles, junio 03, 2009

¿Es usted el señor Colón?...

- ¿Cristóbal Colón?
- Sí, sí, el mismo.
- Ah, pues encantado. Yo soy del futuro.
- ¿De verdad? ¡Voto a bríos!
- ¿Qué dice?
- Ah, digo que "voto a bríos", que quiere decir "anda la hostia" pero en arcaico.
- Ya veo, ya...
- ¿Y qué se cuenta del futuro? ¿Qué novedades trae?
- Pues la verdad, venía a hablarle de los acontecimientos que acaecerán como consecuencia de su viaje...
- ¿Y cuáles son? Me tiene en ascuas...
- Pues en primer lugar, cuando su tripulación y los aventureros que decidan emularle entren en contacto con la gente de allí, les pegarán la gripe.
- ¿La gripe?
- Sí, y eso será una novedad, porque los señores que viven allí no saben lo que es la gripe. Así que se llevarán por delante a la mitad de ellos.
- ¿No me diga? ¡Cáspita!
- ¿Perdón?
- Ah, claro... "Cáspita", quiere decir "Cago en la puta", pero en arcaico.
- Ya, ya... Bueno, el caso es que les llevarán la gripe. Pero bueno, cosa de quinientos años más tarde, ellos traerán otra gripe de vuelta, así que en paz.
- ¡Ah, pues me parece bien! ¡Hoy por tí, mañana por mí!
- Sí, parece justo.
- Ya le digo. ¿Quiere una leche con serrín? Es que no tengo colacao, porque no lo hemos descubierto todavía.
- No, gracias, el serrín me indigesta un poco. Demasiada fibra, ¿sabe?
- Bueno. Entonces nada.
- Pues le iba diciendo, luego ustedes llevarán allí la religión.
- Como debe ser. Cada uno en su casa y Dios en la de todos.
- Sí, sí. Pero luego ellos se aficionarán y la traerán de vuelta, pero corregida y aumentada.
- ¡Ah!
- El caso es que irá usted en el Metro, y algún tipo entrará con una Biblia y le dirá que va a ir al infierno.
- Ah, eso no me preocupa. Yo estoy al día de las mensualidades de la Bula.
- Da igual, el caso es ir al infierno.
- Nada, nada. Me parece bien. Mano dura.
- Y nada de evolución, oiga.
- Bueno. Eso no me preocupa. Que se preocupe Darwin.
- ¿Quién?
- Ah, no sé. Me lo acabo de inventar. Chisposo que es uno.
- Bueno. Pues eso no es todo.
- No, claro. Eso es eso y todo es todo. Son cosas distintas.
- Lo que usted diga. El caso es que llevarán ustedes la cultura.
- No diga más. Volverá corregida y aumentada.
- Ciertamente. ¿Sabe cómo lo llamarán?
- No, ¿cómo?
- Reggaetón.
- ¿Reggaetón?
- Reggaetón.
- ¿Sabe qué le digo?
- Diga, diga...
- Que mejor me quedo en casita, que se está muy bien.
- Ah, pues vale. Me voy.
- Hasta mañana.
- Y usted que lo diga. ¡Fium!
- En fin... Bueno, hablaré con Isa y Fer. Ya me dirán si se les ocurre algún otro sitio donde causar estragos...

(Besitos...)

Etiquetas: ,

4 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Inicio