Una jartá de pamplinas...

Si us plau...

lunes, marzo 10, 2008

Aprendizaje...

Había llegado la hora de mi primera sesión de entrenamiento. Todos los ojos se posaban en mí.

Nervioso, asustado, me senté en el sillón situado en medio de la sala de comunicaciones. "¿Estás listo?", preguntó Ophelia, la capitana, mientras sostenía el conector. Con el gesto tenso, asentí, mi mente dividida entre la curiosidad y la duda. La fría punta metálica se deslizó por el conducto de mi nuca, emplazado allí desde el día en que broté. Y lo sentí.

Un millón de imágenes se sucedieron ante mis ojos, a velocidad de vértigo. Mi mente iba capturando, entendiendo, organizando y asimilando todas y cada una de ellas, conformando un vasto rompecabezas, dotándolas de sentido, una gran figura dentro de mi cabeza. Cada vez más rápido, cada vez más fuerte. Luego un resplandor que me hizo convulsionarme, y oscuridad.

Abrí los ojos. Todos me miraban. Sonreí.

"Ya sé Bricomanía..."

Besitos...

Etiquetas: , ,

3 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Inicio