Una jartá de pamplinas...

Si us plau...

domingo, junio 25, 2006

Muchas cosas mezcladas...

Atrás quedó el Metrorock, y los síntomas se van desvaneciendo. Llevo el día dormitando, el cansancio desaparece y se transforma en esa especie de vigilia anestésica que sigue a un día de sueño informal, y que no me gusta, porque sé que va a ser preludio y causa de una noche intranquila de insomnio.

Ya voy dejando de tararear aquéllo de "Lucky, lucky, you're so lucky" con que los Franz Ferdinand nos pusieron a botar el viernes. Ayer fue un día más gastronómico, entre ese kebab pringoso que conseguí comer sin mancharme y ese perrito caliente estilo ContemPOPránea 2005 pero a tres veces su precio original. Me dicen que este año en Alburquerque van a hacer un homenaje a los Surfin' Bichos, yo ya los ví ayer. Pero este año me cae el ContemPOPránea un poco lejos, porque probablemente me vaya al Metalway a Jerez.

Y eso, llevo el día durmiendo. He soñado con sandías. Estaba en mi casa, una casa un poco extraña, jugando al Spectrum (¡¡¡SI, LO SÉ!!!) y me traía mi madre un trozo de sandía. Pero era una sandía venusiana o algo así, y las semillas eran enormes, ásperas, como trozos de espino enrollado. Y me la comí, echando las espinas. Una experiencia muy desagradable. Luego tenía mi madre por allí otra sandía, del tamaño de una bañera, alargada, con las mismas semillas desagradables como estropajos incrustados en agujeros como de queso en la sandía, y ahí me desperté, tirado en el sofá, con la pierna dormida y la rodilla dolorida de la postura.

Y entre tanto, echo en falta unos cacahuetes o unas patatas fritas.

Hoy ha sido un día de descubrimientos musicales. Le estaba echando un ojo al blog de DJ Macareno, que es breve (aún) pero intenso, y he visto su recomendación de Hamburguesa Vegetal. En particular la canción de Robocop es la caña ("Tengo una armadura de color azul intenso / Y me mola un montón el coche de poli que tengo / Tuneao"), y tienen otros éxitos, como "Niña Ninja" y "Val Kilmer contra las Valkirias". Muy recomendable. Y luego los Engendro, nacidos de Mamá Ladilla, con esa canción genial del Lidl. También están chulos. Todos sus éxitos están disponibles en Internet. Ah, y ya que estamos, pues pongo el último disco de Juangui Acosta y compañía, ahora conocidos como ROBOT. Lo recomiendo.

Y ahora no sé si ponerme a ver el fútbol un rato o si ver El Padrino, que me mola.

Me duele el corazón un poquito, porque tengo cariño para dar y regalar y nadie a quien dárselo. Pero es normal. Durante el concierto de Franz Ferdinand me puse un pañuelo rojo que daban en el Metrorock como si fueran las orejitas de un oso, y claro, hacía gracia. Pero supongo que pensarían que con semejante desquiciado más vale no tener mucho trato. Ya me lo decían mis colegas, que qué poco me duran las tías, después del encuentro escocés... Es que soy un tímido un poco payasete, y ya se sabe... :)

Si es que soy un número...

Besitos

2 Comentarios:

  • El 6/26/2006 7:43 p. m., se hizo el silencio, y Anonymous Manolo profirió…

    El "porque probablemente me vaya al Metalway a Jerez" sobra... ¡Por supuesto que te vienes al Metalway! ¡De esta no te libras! xDDDDDDDDDDDD

     
  • El 6/27/2006 11:19 p. m., se hizo el silencio, y Blogger El Mario profirió…

    ¡Pos claro que sí! Me tengo que pillar alojamiento por allí y además las entradas. Pero eso está hecho.

    Saludetes

     

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Inicio