Una jartá de pamplinas...

Si us plau...

lunes, diciembre 11, 2006

Historia de un paraguas pijo...

Había una vez un pequeño paraguas plegable.

No era un paraguas demasiado especial, era uno más, igual a todos los que salían de aquella fábrica. Dentro de los cánones paragüísticos no destacaba ni por su tamaño, ni por su robustez, ni por su colorido. Era un paraguas del montón.

Sin embargo era un paraguas pijo.

Un camión lo llevó a la tienda una mañana, en pleno centro de una ciudad gris y lluviosa. Aquí seguro que iba a serle útil a alguien, muy útil. E iba a valer mucho, bastante más que los demás paraguas.

Y así fue.

Una tarde fría y húmeda, un par de turistas en la ciudad se vieron sorprendidos por un repentino chaparrón. Realmente no se pararon a fijarse mucho en que aquel paraguas era un paraguas pijo, y por eso lo compraron. Había tiendas alrededor en donde se mostraban paraguas mucho más humildes, pero de entre todos los paraguas que por allí había, fueron a elegir éste.

Durante la tarde el paraguas cubrió a aquellos turistas en su paseo por la ciudad. Y al llegar la noche ocurrió lo inevitable...

Si existe un objeto propenso a cambiar de manos es un paraguas. Y tras la cena en aquel restaurante, el cansancio y la cerveza propició el olvido. El paraguas pijo se quedó allí, viendo cómo la pareja salía del local, abandonándolo a quién sabe qué manos que jamás lo valorarían en su justa medida. Porque al fin y al cabo, era un paraguas no demasiado robusto, no demasiado grande, no demasiado bonito...

...Sólo era un paraguas pijo...

Besitos...

2 Comentarios:

  • El 12/12/2006 8:42 p. m., se hizo el silencio, y Anonymous estherciya profirió…

    ou mario tas colgao,entre en tu blog de casualidad,y me jartao de reir con tanta paranoya,la mejor...tu sueño del tio del euro,juasjuas,en fin loco no cambies y sigue escribiendo,k xlo menos ami ma encantao tu blog!!!ea lo dixo,muxos besicos

     
  • El 12/13/2006 5:43 p. m., se hizo el silencio, y Blogger Ricardo profirió…

    Yo también olvidé mi paraguas en una ciudad de similares caracteristicas! El mio no era pijo, pero también tenía sentimientos, y seguro que lo ha pasado mal. ¿Qué tal si se han encontrado y se han hecho amigos? Yo espero que les vaya bien en la vida...

     

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Inicio